martes, septiembre 04, 2007

Cine y cinegética

Dice la R.A.I. que cinegética es el arte de la caza. Y debe ser un arte bien antiguo porque ya las primeras pinturas de nuestros ancestros representaban escenas de cacería en una maravillosa anticipación, por cierto, a las futuras imágenes en movimiento.

La pintura ha evolucionado mucho desde entonces y, aunque incluso Goya le dedicó a la caza una parte de su tiempo y talento, hubo una época en la que proliferaron en los salones de las casas españolas de postín, impresionantes —que no impresionistas— cuadros de paisajes con cacerías a pie o a caballo de zorros, ciervos u otros animalillos del bosque. ¿Quién no ha visto alguno? Ni que decir tiene que a mí nunca me han gustado esos cuadros —ni siquiera los que, sobre esa temática, pintaba Goya— pero no por ello se me ocurre decir que la pintura española es una mierda (con perdón), porque la pintura española, además de cacerías, también abarca la obra de Goya (el resto de la obra de Goya, quiero decir), Velázquez, Picasso, Dalí o tantos otros.

En el cine español también hay mierda (con perdón), como la hay en el cine americano, hindú, chino, francés, ruso o de cualquier otro país del mundo. Pero no creo que por ello deba condenarse a todo el cine español o, como dice David Trueba en un artículo de opinión publicado hoy mismo en El Paíshay que juzgar las películas, no el cine”. Claro. Incluso, creo yo, habría que revindicar el cine malo —español o de donde sea— porque sin películas malas, por pura lógica comparativa, no existirían las buenas. Leed el artículo (aquí) porque no tiene desperdicio.

¡Ah!, y para los detractores de las subvenciones del cine una reflexión: entre los dos partidos políticos (con perdón) mayoritarios de este país han percibido el año pasado en subvenciones una cantidad superior a todo el fondo para la cinematografía española del ICAA-Ministerio de Cultura (que el año pasado fue de 50 millones de euros). En concreto cobraron a fondo perdido 28 y 26 millones de euros. ¿Alguien puede explicarme por qué? Sed felices.

2 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Me ha gustado el artículo de Trueba, y la reflexión que encierra. Es cierto que cuando vemos una buena peli española decimos, joé, qué buena, no parece española.

Ese tópico es terrible.

También creo que lo justo sería juzgar cada pelicula, y no al cine como global.

En cuanto estrenes tú, se quitará ya la tontería. Viva el cine. Viva Honduras..

Pilusqui dijo...

...Como diría tu amiga Emma Penella... ¡Chorizos, que son unos chorizos!