martes, noviembre 06, 2007

Musas

En primer lugar, respondo a los comentarios de ayer: Paula, te esperamos en el concurso de extras. Y síguenos durante las próximas semanas porque continuaré contando mi experiencia escribiendo guiones. Si crees que lo de los ocho peldaños te servirá de algo, estoy seguro de que los próximos post también podrían serte útiles. Aunque, insisto, es sólo mi experiencia personal, no un taller de guión. Nos vemos :)

Muchas gracias, Futuro Bloguero. Nos vemos el viernes. Un abrazote.

Moitas grazas a ti, A. Dafonte, por linkarme ao teu blog e facer deste a recomendación do mes. Mañá seguirei co guión. Xa estás tamén entre os meus favoritos. Verémonos por aí de cando en vez. Unha aperta.

Gracias, Rakela... ¡vas a conseguir que me sonroje! Espero que te gusten los siguientes post de este mentiroso compulsivo reciclado en guionista. Ólvida tu timidez y anímate a participar en el concurso. Casi todos los actores que conozco son súper tímidos... yo mismo -aunque parezca mentira en un director- soy una de las personas más introvertidas que conozco... jajaja, quizá por eso elegimos este oficio: para esconder nuestra timidez bajo las máscaras de personajes que han de "actuar" de cara al público. Seguimos en contacto.

Si os fijáis, en el lado derecho, debajo de mi currículum, he confeccionado una lista de películas maravillosas que, para mí, son un referente para LMVD. Todas ésas de las que hemos estado hablando estos días. Podéis seguir mandándome títulos, con estas premisas: películas corales, comedias amables, de buenos sentimientos, con cierta emotividad pero al mismo tiempo muy divertidas, incluso algo negras y/o gamberras, pero siempre elegantes... e inolvidables.

Bueno, como decía antes, mañana continuaré hablándoos del guión, en concreto, subiremos el primer peldaño: la idea o cómo no hay que esperar a que las musas te visiten sino salir a su encuentro. Ahí las tenéis, en la reproducción de arriba, las nueve musas con Palas Atenea -la chica guerrera de la lanza y armadura-, pintadas por Frans Floris.

Sed felices.

6 comentarios:

Juan Alberto dijo...

A estas horas escribo después de pensar por el día en tu primer post sobre el guión. Fantasía y encuentro.
Cuantas veces la cotidianeidad pone en nuestros sentidos escenas que parecen ficticias: buenos trozos o trozitos de películas. En otras, el acontecimiento o los personajes llaman con fuerza a nuestra puerta de la creatividad para que les demos forma en un puzzle imaginado y ensamblado por nosotros. Fijaos, Los muertos van deprisa se originó un día, un día de esos cotidianos en una aldea gallega, que como ha ocurrido y ocurrirá en tantas otras, tuvo un peculiar acontecimiento que fue noticia en los medios de comunicación (vamos creo recordar que fue así). Una noticia... y enseguida pummm, ya se nos viene a la cabeza ese rinnn rinnn que se acaba estructurando en la escalera construida por ángel. Y claro, la cultura determina nuestra peculiar visión del hecho (cine, literatura, música, vivencias propias...) para llevar hasta él, todo lo que nos ha maravillado y tenemos enraizado en lo más profundo del inconsciente.

El futuro bloguero dijo...

Resuelto el tema grelos y chorizos...

Contando las horas...

Mosko dijo...

y el del cerdo...jajaja

RaKela dijo...

Tímida, pero creo q más q tímida soy "muy mía", vamos... todo un pack-chollo!!

Voy a observar la imagen q has puesto, a ver si me pega la actitud de esas musas tan abiertas y relajadaaaaaaaaas.

xDDDDD KISS

Ángel dijo...

Exacto, Juan ALberto. La idea de LMVD nació de un recorte de prensa. Mañana lo cuento.

Futuro Bloguero y Mosko... a ver si consigo que me entre el cerdito en la maleta. Nos vemos :)

Rakela, en realidad las musas no suelen estar tan "relajadas"... al contrario, cuando nos asaltan, a mí por lo menos, nos sueltan un chispazo y la adrenalina nos sale por todos los poros de la piel. Besos.

Stephen Connelly dijo...

Hey, Palas Atenea es mi diosa, madrina y protectora :P.
Saludos.