domingo, enero 25, 2009

Dolor

Dicen que cuando te amputan un miembro sigue doliéndote, sigues sintiéndolo. Así me encuentro hoy, con el dolor que produce la ausencia de un ser querido al que aún no te has hecho a la idea de haber perdido. Después de una larga enfermedad que a nosotros se nos hizo brevísima, porque desgraciadamente la muerte siempre llega deprisa, demasiado deprisa, el pasado viernes 23 de enero, día inicialmente previsto para el estreno, mi padre, Ángel también (en las fotos, de joven), un viejo lobo de mar que nunca naufragó en vida, arribó a su último puerto después de una larga y difícil travesía final. Las últimas semanas fueron muy duras para él, en una continua tempestad invernal, afortunadamente aliviada por los inmensurables y constantes cuidados de mi hermana Susana. La vida no da respiro. Nunca, que nadie se engañe. Ésa es una de las razones de que este blog haya estado un tanto abandonado últimamente. Ahora ya no hay razón para ello, al contrario, hay más motivos que nunca. Mi padre, al que vi reír por última vez durante un pase de nuestra película, estaría deseoso y orgulloso de que así fuera. Tengo muchas cosas que contaros: largometrajes y salas de cine en donde va pegado y podéis ver nuestro trailer, cambios en la web, estreno por todo lo alto en Ribadeo el pasado día 17 (tenemos vídeos y fotos), estreno del making of, estreno de la película en salas comerciales definitivamente para el 6 de marzo, etcétera, etcétera. Pero éso será a partir de esta nueva singladura que comienza mañana. Hoy sólo quería rendir un sentido homenaje a mi padre. Descansa, por fin, en paz.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que nos unimos un poco a tu dolor, de alguna manera todos hemos pasado por lo mismo o algo parecido y entendemos tu tristeza.
Ánimo y mucha suerte te lo mereces.
un saludo

Sara. dijo...

Ángel, lamento mucho la pérdida de tu padre. Hay pocas palabras que resulten adecuadas en estos momentos,sólo decirte que estáis en nuestras oraciones a pesar de la distancia. Un abrazo para Susana y para ti.

Pd. Me alegro que la última carcajada que tuvo fuera con la película, qué recuerdo tan especial.

Anónimo dijo...

Acabo de enterarme de la triste noticia, siento que no fuese antes pues hubiesemos ido para estar con vosotros. Quiero enviaros a Susana y a ti un beso, me gustaria hablar por teléfono contigo pero con el numero que tengo no me fue posible y el de tu madre tampoco. Mi telefono es el prefijo que conoces y 890294.
He estado pendiente del estreno y ya veo que se retrasó, espero ver la película en su momento.
Un abrazo fuerte. Ana

Anónimo dijo...

Hace un momento nos enteramos de tan sensible pérdida. Nuestras condolencias.
Deseamos que la consolación de Dios os llene el corazón, anime y fortalezca en estos momentos.
Desde Ourense un abrazo de nuestra familia para todos vosotros,
Rory B.B.

El futuro bloguero dijo...

Que ironía, la peli, el título, y el día previsto del estreno, tu padre, tan deprisa...

Ya sabes Ángel... no hace falta decirte nada, te queremos, estamos aquí, allí, ahí mismo, ahora, siempre...

Un abrazo fuerte.

El Futblo y la Rubia

Anónimo dijo...

Hermosas palabras!
Me hubiera gustado estar a tu lado (sé que lo sabes, pero no sabes cuánto) Y aunque hace tiempo que, al mirar la luna me siento acompañada, espero verte pronto y tomarnos un café... con sus silencios, sus planes y sus sueños. Te quiero mucho (no sabes cuánto). Beatriz

eva al desnudo dijo...

Hola Angel

Llego a través del amigo Futblo, mi mas sincero pésame de corazón.

Un abrazo y mucha suerte con la peli.

koolauleproso dijo...

Caramba, Ángel, que noticia más triste. Mi más sentido pésame y todas esas cosas que siempre se dicen pero que, en alguna, como esta, también se sienten y se piensan.
Un abrazo grande, Ángel

atikus dijo...

Que bonitas las fotos, parte de un recuerdo y un homenaje al que me uno como el Futuro bloguero y la Rubia, incondicionalmente.

Un abrazo

RakeLa dijo...

Un abrazo.
DATE ÁNIMO Y DE LOS DEMÁS ESPERA ALEGRÍAS.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yo creo que nadie puede entenderlo, ni siquiera el que lo ha pasado porque cada uno lo pasa cuando lo pasa y como lo pasa. Así que creo que sobran las palabras y sólo te diré qeu lo siento mucho, siento tu sufrimiento y dolor y estoy segura de que no hay nada irónico en la película; al contrario, si tu padre está en algún sitio se reirá y se enorgullecerá de su hijo enormemente.
Un beso.
Fauviña.