sábado, marzo 08, 2008

Galería fotográfica

Este fin de semana, aprovechando que José Antonio está cumpliendo uno de sus sueños en Londres, vuelvo para mostraros una pequeña galería de fotos de rodaje, cortesía de nuestra foto-fija Pilar Aláez, (menos la última, tomada por nuestra directora de producción María Liaño) correspondiente a estas dos últimas semanas. Espero que os gusten.

La primera claqueta. Y nuestra “claquetista”, la auxiliar de cámara Didre Canle.

Xocas y otros chicos de arte quitando el rótulo (verdadero) que indica la dirección del pueblo de Rinlo (Fariño en la ficción).

Aquí Pilar, a la altura de Joe Rosenthal, captó el momento en que un grupo del equipo izaba la señal al más puro estilo “bandera de Iwo Jima”.

La primera marca. Truquitos como éste son los que se utilizan para que el camión, por ejemplo, se detenga en el punto exacto (marcado en el suelo) que le interesa a cámara.

Repasando el guión con los actores: Neus Asensi y (de espaldas) Xosé Manuel Oliveira “Pico”.


El jefe de sonido, Carlos Faruolo, rodeado por nuestros chicos del making of, Marco Besas (sentado) y José Antonio Pastor. Al fondo, nuestra flotilla de camiones.

El rincón del escritor, personaje interpretado por Fernando Morán y que viene a ser algo así como mi alter ego, es decir, el testigo y narrador de este cuento.

Paco Sánchez, el operador de cámara, volando en la grúa.

La verde y dulce Irlanda… perdón, Galicia. Chete Lera y "Pico" exaltando la amistad después de una buena borrachera (en la ficción, claro...)

Detalle del decorado de la taberna.

La figuración de la taberna: todos vecinos de Ribadeo. Muchas gracias, chicos.

El funeral. Además de Antonio Durán “Morris”, que interpreta al párroco de Fariño, detrás podemos ver a sus coadjutores (de izquierda a derecha): José María Galán (mi abogado), Fernando Suárez (alcalde de Ribadeo), Balbino Pérez-Vacas (ex alcalde) y Miguel Anxo Fernández (critico de cine y escritor) Y, todos ellos, amigos.

Haciendo mis pinitos con la cámara…


Haciendo el tonto en un día muuuuuy frío. A mal tiempo, buena cara, dicen.
Buscando un buen encuadre. El primero por la izquierda (con barba y visera) es Suso Bello, el director de fotografía. Él pone la luz… siempre tan bonita como la de esta foto. A mi lado Tania Rodríguez, primera de dirección, y un poco más atrás Paco Sánchez, el segundo operador.

Muchas greacias a todos, especialmente hoy a Mosquito, por tu entrada "El chuzas va deprisa"... jajaja! La semana que viene debutará el FutBlo en el cine de largometraje (en cortos ya se ha estrenado) y estoy seguro que bordará su papel. Aquí os espero, FutBlo, Atikus, Rubia y Mosko, y a todos los que queráis acercaros a Ribadeo. Y, una corrección: hace unos días, el Secretario me preguntó por esa aficción a vestirnos todos de negro, incluso aunque la película no sea de muertos. Si bien es cierto que casi todas las camisetas de películas son negras, muy elegantes, como me corrigió el foquista del equipo y amigo desde mis primeros cortos, Juan Morgade (de parte de él os lo traslado a todos) son negras porque así es más difícil que el equipo de cámara se refleje en superficies con brillo, como metálicas o cristales, y porque sobre el negro rebota menos la luz que sobre colores claros. El propio Juan Morgade, no sólo viste de negro, sino que lleva su reloj encintando con cinta de cámara negra, para que no brille y relfeje en ninguna parte. Lo he comprobado.

La semana que viene habrá más. Sed felices.

8 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Es increíble lo que das de sí, de ti, Ángel. Con toda la tensión que genera un proyecto así (por muy bien atado que esté, que es el caso) y aún tienes tiempo para pasarte por aquí y contarnos con imágenes y palabras lo acontecido. Gracias mil, de verdad, porque es didáctico, ameno y emocionante.
A mi eso de las marcas me pone malo. Siempre me salgo de todas (en Teatro, especialmente). Sólo una vez me tocó respetar una marca, condiciendo un coche, en cine. El caso es que no probé el coche antes de rodar, uno de producción me lo dejó arrancado para un ensayo. Me monté, aceleré, y a poco me trago una batería de focos y un camión generador (y a la secre de dirección, y a un grupo de figurantes, y...). El cochecito tenía roto el freno de mano (indispensable para clavarme en la marca) y me quedé con la palanca en la mano. ¡Y encima el ayudante de dirección se cabrea conmigo!.
Pa matarme.
:)
A la espera de la próxima entrega.
Un admirador.

Ángel dijo...

Muchas gracias, Mosquito. La verdad es que eso de las marcas es un rollo sobre todo para el actor que, no sólo tiene que recordar su texto e interpretarlo, sino el punto exacto en donde detenerse, girarse o arrancar. Pero, claro, sin ellas, la cámara no los captaría con la precisión necesaria para que queden bien... En fin, que el cine es siempre un trabajo en equipo y una renuncia continua de pequeñas cosas. Un abrazo.

Lenny dijo...

Impagable el momento "Señal de Tráfico desde Iwo Jima" xD.

Veo que váis bien. Me alegro.

atikus dijo...

Muy interesantes las fotos, lo de las marcas siempre he pensado que debe ser complicado disimularlas, sobretodo algunas que esten en primeros planos, en fin nunca te acostarás sin saber una cosa mas!!

Que baratitos los precios, ya le dire al FB que se pida un Sol y sombra para su papelito jaja!!

Juan Alberto dijo...

Me quedo con la imagen del actor Fernando Morán, en ese rincón del escritor, con esa gran barba blanca y el decorado que lo acompaña.
Ese rincón debe oler a tabaco y salitre, tierra húmeda de acantilado y madera vieja de tonel, algas arrojadas por la marea y fuel de barco...
Una mezcla entre el científico de Calabuch y el cuentacuentos (aquella fantástica serie que emitió TVE creo que a finales de los 80)...
Estos días, Ángel, son días de mar bravo, de esos de los de naufragios. La naturaleza os debe estar dando un maravilloso espéctaculo. Herzog no dudaría en dedicar una escena larga en medio de la película, sólo con ese mar.

El futuro bloguero dijo...

Como estáis llevando el temporal?
Nos vemos mañana a mediodía.
Abrazos

El Secretario dijo...

Hola Ángel.

Interesante tu aclaración sobre lo de las vestimentas negras.

Ya decía yo que, aunque la peli fuera de muertos corredores y depriseros, era mucha "cazoliá" tanta gente vestida de luto...

Genial batería de fotos.
Me ha hecho mucha gracia lo de los coadjutores.
Es curioso: un abogado, un alcalde, un ex-alcalde y un crítico de cine vestidos así: impagable, irrepetible.

¡Todos invitados a un Licor de enamorar!


Abrazo irrepetible.

nirvana dijo...

aloha ángel!, hombre q bueno ver tu trabajo en el cine, son muy pocos los que logran salir adelante en el cine, pues necesitas perseverancia, contactos y ser bueno... felicidades y muxa suerte... osea q si tus películas han ganado un goya, es posible que pueda alquilarla y verla y obviamente saborear tu trabajo... saludos desde perú...